Imprimir

El INCOSE: 25 AÑOS DE TRAYECTORIA PARA UNA INSTITUCIÓN REFERENTE

En diciembre de 1993, un grupo de empresas se reunió para darle forma a una idea: reflotar el INCOSE, un Instituto que ya había existido en los años 70 pero que había cesado sus funciones. El escenario de aquel momento propiciaba una clara intención, que era la de promover los sistemas de construcción en seco en nuestro país.

Con el tiempo, se conformaron los nuevos estatutos, y se creó el INCOSE, tal como lo conocemos hoy. Algunas de las empresas que en aquel momento se reunieron nos acompañan todavía hoy, y otras tantas empresas, fabricantes de los principales materiales que conforman el sistema constructivo, se fueron acercando con los años, motivadas por ser parte de una Institución con objetivos claros, que con su compromiso fue ganando el reconocimiento con el que hoy cuenta.

Muchas fueron las actividades y acciones que el INCOSE desarrolló durante todos estos años: Concursos de ideas y proyectos, Capacitaciones presenciales y a distancia, Cursos en Universidades, Colegios Profesionales e Institutos de Vivienda de todo el país, Manuales propios, Recomendaciones Técnicas, Alianzas y colaboraciones con entidades gubernamentales e intermedias, Asesoramiento al usuario final, Apoyo y divulgación de normativas y reglamentaciones, Asesoramiento a entidades bancarias para la aprobación de créditos con sistemas en seco, Alianzas estratégicas con entidades internacionales, Ensayos y generación de documentación técnica de uso libre; entre tantos otros aportes a la difusión permanente de las buenas prácticas constructivas.

Uno de los objetivos que el INCOSE venía proyectando hace años y que finalmente a principios de 2018 se terminó de concretar es la declaración del sistema constructivo Steel Framing como sistema tradicional. Hemos tenido una participación activa en el proceso que implicó lograr esta declaración, tanto a través de gestiones anteriores en las que presentamos el sistema en diversos encuentros organizados por la Secretaría de Vivienda, como así también colaborando en la redacción e incorporación de normas y reglamentos, varios de los cuales se encuentran mencionados en los anexos que acompañaron la resolución 5-E/2018 que se publicó en el boletín oficial el 1 de febrero. Sin dudas, esta declaración está trayendo y traerá un imparable despegue de la construcción en seco, y especialmente el Steel Framing, tanto en obras privadas como públicas.


El escenario actual de la construcción en nuestro país ya no es el mismo que aquel que forjó los primeros pasos del INCOSE. Independientemente de las fluctuaciones económicas de las que el sector de la construcción en seco no es ajena, el desarrollo del sistema se fortaleció notablemente. Actualmente nuestro país cuenta con dos fábricas nacionales de placas de yeso, cinco productores de perfilería estructural certificada bajo normas IRAM, y casi todos los productos que intervienen en el sistema se fabrican en nuestro país.

Asimismo, la concientización acerca de la demanda de energía que producen las construcciones, y la necesidad de construir con sistemas cada vez más eficientes, viene formando en profesionales y usuarios finales, hace ya bastante tiempo, la idea de que es necesario volcarse a tecnologías sustentables que permitan un ahorro considerable en las facturas de servicios de gas y electricidad durante todo el ciclo de vida de la vivienda.

Acompañando este proceso, se han promulgado leyes y creado normativas para construcción eficiente, y se avizora un panorama que incluirá, más tarde o más temprano, el etiquetado de viviendas en todo el país.
Estas aperturas, estos nuevos espacios desde los cuales pensar la construcción, le proponen a nuestro instituto nuevos desafíos, y refuerzan su compromiso por seguir mejorando y ampliando su oferta de información, capacitación, y asesoramiento.

Hoy, a 25 años de aquella primera idea, nuestro Instituto cuenta con quince empresas asociadas, diez de las cuales son miembros activos, y otras cinco socias adherentes. Todas ellas, independientemente de su composición y su capacidad, contribuyen a nuestro permanente crecimiento.  Estamos orgullosos de lo que hicimos hasta ahora, pero más entusiasmados aún por todo lo que está por venir.

Notas relacionadas